Mayca Castro, tu psicóloga de familia

Mayca Castro, tu psicóloga de familia
Mayca Castro. Psicóloga nº col. CV7067. Master en intervención psicología clínica y de la salud. Si quieres, puedo ayudarte en temas relacionados con niños, adolescentes, adultos. Si quieres pedir cita lo puedes hacer a través del correo electrónico o a través del teléfono 677404910. Te atenderé lo antes que pueda.

Páginas vistas en total

martes, 2 de septiembre de 2014

Cómo cuidar bien a tus hijos...






     

         

         El verano se  aprovecha para estar más tiempo con los hijos. Pero me llama la atención que aunque se pasa mucho tiempo con ellos, no se llega a ellos. Y los padres se sorprenden cuando les comento que no saben de cual o de tal tema. Ni los padres dialogan con los hijos ni los hijos dialogan con los padres. El sexo, las drogas, las compañías, vamos que los tabúes de toda la vida siguen siendo los mismos. Aquellos mitos siguen siendo los mismos: con la regla no me puedo duchar, si hago el amor de pié no me quedaré embarazada, etc. Sí no se sorprendan, siguen siendo los mismos. Tenemos internet, parece que la información les fluye a nuestros jóvenes. Y vaya, resulta que no, por qué? algo tan sencillo porque en este tipo de información se necesita una serie de valores, principios, cariño, ver que les llega la información....

     Así que mi recomendación es: para cuidar bien a nuestros hijos, por lo menos un ratito a la semana de buena conversación con ellos, pero conversación de las de verdad, de las de mirarse a los ojos y acabar la charla diciéndoles aqui me tienes, mi amor es incondicional...

























lunes, 31 de marzo de 2014

prueba

prueba

lunes, 29 de abril de 2013

Los jóvenes por qué agreden???


Llevo muchos años trabajando con jóvenes y parece que cada vez son más los jóvenes que se muestran agresivos, con la familia, los amigos, en el colegio. 

¿Por qué es así mi hijo, si no le falta de nada? 

Esa es la pregunta que me hacen la mayoría de los padres. 

Los motivos son varios, los principales que observo son:

- Los jóvenes no tienen límites, los padres no saben decir no, no hay disciplina, hay una permisividad excesiva.

- Antes de que pidan muchos ya tienen lo que quieren (a nivel material).

- Falta de respeto de los padres hacia los hijos. Como se portan mal, le llamo de todo a mi hijo. Los padres se olvidan de reforzar lo positivo, porque son incapaces de verlo.

- No tienen responsabilidades, por lo tanto, no se sienten importantes en la vida que les rodea.

- La agresividad es algo que viene muy bien a corto plazo. Si yo quiero algo, y no lo tengo, agredo verbalmente o físicamente y me salgo con la mia. Luego digo que me arrepiento. Pero ya me he salido con la mia. 

- No nos tenemos que olvidar que la sociedad en que vivimos, parece que el agredir, insultar, ser el malo, es lo que parece que está en alza. Es decir, que los valores han cambiado. Ser el chico o la chica mala, es lo que más gusta. Si eres bueno o buena, parece que eres tont@. Fijaros la impunidad que están teniendo en nuestro pais tantas personas corruptas. No olvidemos, que aunque estemos todos indignad@s. Lo que estamos enseñando a nuestros hij@s es que no les pasa absolutamente nada. 

- El motivo que más me llama la atención es la falta de tiempo de los padres para hablar con los hijos. Sólo tienen tiempo para regañarles. Eso sí, la mayoría lo tienen todo a nivel material (móvil, ordenador, internet, ropa...) En las primeras entrevistas siempre pregunto si han tenido alguna conversación así con los padres, la mayoría me dicen que no. Sólo para reñirles. Pero no hacen actividades juntos toda la familia. Sí, ya sé que los jóvenes nunca quieren hacer actividades con los padres, pero si la haces atractivas, seguro que se apuntan.Aunque les va a costar. Eso ya os lo digo yo.

Así que ya os he adelantado algunos trucos para que vuestros hij@s no sean agresiv@s:

- El primero más importante: dadles amor, escucharles, hablar con ellos, abrazarles, achucharles (aunque no quieran). Dedicad unos minutos a estar con ellos, pero de verdad. 

- Desde pequeñitos, disciplina, que sepan que hay límites y no tengáis miedo a decidles no, no por ello vais a ser peores padres. Si no, todo lo contrario. Pero eso sí intentar razonar el por qué no. Aunque a veces, no hay razón que valga.

- Si queréis que se sientan responsables, empezad a darles pequeñas responsabilidades acordes con la edad que tienen. Sino, llegará un punto que como no se sienten responsables, su vida no tendrá mucho sentido y harán lo que les de la gana. 

- Respetarles si queréis que os respeten en un futuro. Si le llamáis tontos por no saber hacer algo, o malos por hacer algo, ellos también os faltarán al respeto el día de mañana. Fijaros en la conducta que hacen mal y no por ello le etiquetéis.

- Sé que no podemos cambiar el mundo de la noche a la mañana pero podemos lograr pequeños cambios en nuestro mundo y así es como se consiguen las cosas. 


viernes, 21 de septiembre de 2012

Encuentra trabajo, ya!!!


  Estamos hasta el más allá de oír: estoy en paro, crisis, prima de riesgo ¿¿¿???, y términos que desconocemos. Yo no sé vosotros pero yo estoy un poco agobiada.

  Cuando una persona joven se me acerca para lamentarse de su situación. Le doy la vuelta a la tortilla y le comento que pase a la acción. Hoy en día hay muchos recursos y cosas que podemos hacer.

1. Apuntarse al paro, hay que estar oficialmente en búsqueda activa de empleo. Hay que ir a lo que llamábamos antiguamente INEM, cada comunidad autónoma tiene su nombre. Por ejemplo, en Valencia es el SERVEF, en el País Vasco, Lanbide, etc. Esto a nivel nacional.

2. En tu localidad si es lo suficientemente grande, en el ayuntamiento suele haber un departamento laboral. Ves e infórmate.

3. Si quieres estar apuntado en el paro a nivel de toda Europa, tienes que hacerlo en la red EURES. Hay que hacerlo a través de internet: ec.europa.eu/eures/home.jsp?lang=es
Familiarízate con la web e inserta tu CV on line. Lógico que tienes que dominar el idioma en el país que quieras trabajar. 

4. Si quieres ir al extranjero y no tienes ni idea del idioma del país donde quieres ir, piensa cual va a ser tu realidad (sólo imagina los inmigrantes que han venido a España y no sabían hablar el castellano, qué tipo de trabajos han obtenido). Pon los pies sobre la tierra. Españoles en el mundo te hace soñar, te invita a irte, pero no te cuenta la auténtica realidad. 

5. La redes sociales profesionales te pueden ayudar mucho: linkedin, viadeo, xing. Vende tu CV lo mejor que puedas. Las que más está de moda en el mundo profesional es linkedin.

6. Utiliza facebook, para añadir a entidades donde ofrezcan trabajo. Ojo con los timos. Si ves que tienes que pagar un curso, dar dinero y cosas semejantes, desconfía totalmente.

7. Hazte un videocurriculum. Las empresas lo están pidiendo mucho e incluso dicen que el CV de papel se va a ir al traste.

8. Echar curriculum cada vez se utiliza menos a no ser que la empresa así lo pida.  Para cubrir un puesto vacante.

9. Sé emprendedor. Ahora el gobierno está promocionando el ser creador y estas ideas suelen estar subvencionadas. Así que si no tienes trabajo y tienes una buena idea, ponla en práctica.

10. El boca a boca es lo que mejor funciona. Da a conocer tu situación de parado a la gente cercana. Puede ser que una amiga de la vecina que tiene su prima trabajando en la panadería, se ha puesto de parto y necesita a alguien. Es un ejemplo, claro.

11. Si se te ocurre que quieres trabajar en Zara, Telepizza, Carrefour, Google, etc. Entra en la página web de la empresa en la que quieras trabajar y suele haber un link tipo: trabaja con nosotros, empresa, etc. Y puedas incluir tu curriculum o ver las ofertas que tienen.
También te puede servir para ver cómo está el mercado de trabajo y lo que piden. Por si quieres continuar formándote, saber lo que tienes que estudiar.

   Bueno, esto no son las 10 claves para encontrar trabajo. Pero os garantizo que mucha gente le echa horas a la semana a hacer esto que os digo. La suerte, muchas veces hay que trabajársela. 

Así que ánimo y al toro!!!!


lunes, 10 de septiembre de 2012


El precio de hacer de "Rodriguez"

  Después del verano, se descubren cosas...

  Muchos son los hombres que se quedan en casa porque tienen que ir a trabajar. Las mujeres, se van de veraneo, con la familia; los niños, los padres,el perro, el gato...

  El pobre hombre está solo, durante el verano, aburrido, llevando una vida monótona, mientras el resto de familia se lo pasa estupendamente (o eso piensa él).

  Hasta que un día, un compañero de trabajo, le dice que se venga a tomar unas copas, que hay que disfrutar del verano... Y claro, quien no se va a resistir a una invitación tal, sobre todo después de que uno esté agobiado de la rutina de todos los años. 

  En fin, que se va con los compañeros de trabajo. Le gusta el ambiente, el calorcito agobiante, en una terraza se hace menos pesado, vamos, que genial!! con lo que decide hacerlo más a menudo.

  Conoce a mucha  gente tanto del género masculino como del femenino. Hasta que conoce a "la mujer ideal": joven, guapa, sexy, atractiva, emana efluvios de sexualidad,... la bomba!!! Se deja llevar por el ambiente, y ocurre lo inevitable. 

  Este es un claro ejemplo de un estudio que se ha publicado, de esos que publican en EEUU, para decirnos que en verano, las infidelidades ocurren más frecuentemente entre hombres que se quedan solos en casa trabajando. 

  Por este o por otros motivos, sí que os digo que la consulta después del verano, aumenta considerablemente los divorcios. Recurren a un profesional, bien para ayudarles en el proceso de divorcio, bien por una mediación, bien porque no saben cómo actuar. 

  Lo que sí que os aconsejo es que fuera por el motivo que fuere, intentad divorciaros de la mejor manera posible, porque el resultado al final, en sentido práctico, es el mismo. La diferencia, es que si vas a malas, tardas más tiempo y gastas más dinero.



  









lunes, 3 de septiembre de 2012

Depresión postvacacional





¿¿Tengo depresión postvacacional??
Más de uno y de una habrá oído hablar de la depresión postvacacional. Pero eso es verdad ¿o no? 

Seguro que los que han estado de vacaciones fuera de toda realidad cotidiana después de un tiempo y ha tenido que volver a la rutina, saben de lo que estoy hablando.

Hoy muchas personas habrán tenido que empezar el día a día: levantarse temprano, ir al trabajo, llevar los hijos a la escuela. Se hace cuesta arriba, volver a la cruda realidad. Aunque hay de todo,  y algunos están deseando trabajar. 

Si te cuesta levantarte por las mañanas. En el trabajo no das ni una. Se te hace cuesta arriba ponerte al día. Sientes que no vas a poder acabar la semana. Quieres salir huyendo de la realidad. Sientes ganas incluso de llorar. Fantaseas con lo que hacías este verano. O irte muy lejos de donde estás... Posiblemente sufras un inicio de depresión postvacacional.

Esto se agrava, si en tu trabajo no estás a gusto, las vacaciones las pasaste en un país, cultura muy distinta de la tuya, has estado por lo menos un mes fuera de tu realidad. Sin ningún tipo de responsabilidad, a excepción de la básica. 

Tienen mayor facilidad de adaptación aquellas personas que están agobiadas de pasar un verano, con los niños, la suegra, demás familiares y amigos que mejor tenerlos a distancia. Todo esto en 70 m2 de apartamento. No digamos si el destino vacacional no ha sido el elegido por la persona si no, el que le han impuesto. Para darte algo, vamos... 

Lo más aconsejable: volverse unos días antes de empezar a trabajar, para adaptarse al lugar, al horario, en fin, a la rutina que a todos nos toca vivir. Tener todo preparado para cuando empiece el día a día. 

A veces el final del verano estalla con discusiones o pequeños roces que han ido surgiendo durante el verano. Y no os quiero contar, si uno se plantea la ruptura con la vida que se ha llevado hasta entonces. Pero eso, os lo contaré la próxima vez...

sábado, 30 de junio de 2012

Nada como el trabajo bien hecho











   Pocos somos los profesionales que agradecemos a nuestros clientes/pacientes  por la oportunidad que nos han blindado en dejarnos entrar en su vida para mejorarla. 

   Durante estos 12 años de experiencia profesional, por suerte para mi, han pasado unos cuantos de cientos de personas y familias en mi vida profesional.

   Lo más gratificante surge cuando ves cómo prospera su vida, o lo que a mi más me gusta, cambian de forma de ver la vida, se sienten personas más seguras, más fuertes, más capaces de enfrentarse a la vida. Y muchas, logran los objetivos que nos marcamos en la terapia, por no decir casi todas. Si no se logran, te dicen que han aprendido mucho. Orgullo que te proporciona, porque ves que para algo ha servido. 

   No puedo describiros la satisfacción que produce. Es como un chute de adrenalina, autoestima profesional e inevitablemente personal. Lo que te produce ganas de seguir trabajando. 

   Os podría contar muchas anécdotas: desde una adolescente que te manda una carta agradeciéndote el que le hayas ayudado a no poner fin a su vida. Una mujer de edad, tras años de maltrato, ha encontrado la paz y sabe que vale mucho. Un estudiante que pensaba que nunca terminaría la carrera y ve que sí, que lo puede conseguir. Un empresario que lo tenía todo. Lo pierde de la noche a la mañana y descubre después de años, que tiene una familia al lado que no conocía, donde el amor es incondicional. Y un largo etc.

   Por vosotr@s va este artículo. Muchas gracias a tod@s por dejarme ayudaros. Espero poder seguir haciéndolo muchos años más.