Mayca Castro, tu psicóloga de familia

Mayca Castro, tu psicóloga de familia
Mayca Castro. Psicóloga nº col. CV7067. Master en intervención psicología clínica y de la salud. Si quieres, puedo ayudarte en temas relacionados con niños, adolescentes, adultos. Si quieres pedir cita lo puedes hacer a través del correo electrónico o a través del teléfono 677404910. Te atenderé lo antes que pueda.

Páginas vistas en total

martes, 12 de abril de 2011

Operación tanga

A estas alturas y con el calor que está haciendo más de uno y una no es que haya empezado con la operación bikini, no, si no, con la operación Tanga. Esta expresión, me la comentó el otro día una amiga médico que se dedica al negocio de la cirugía estética. En tiempos de crisis, parece que no les afecta. Más bien todo lo contrario, como consuelo, la gente se opera, a modo de premio. A mi pregunta de cómo la gente se paga este gasto que es grande, se lo financian, con la financiera de la propia clínica de cirugía estética. Me contaba que la gente quiere quitarse kilos de encima cuanto antes, al precio que sea, y no me refiero al económico. Por esto lo llamaba operación tanga. Miedo me da este tipo de comentarios.

Si algo tengo comprobado en estos años ejerciendo es que la que más y el que menos está preocupado con el tema de las calorías, de las tallas, de la alimentación sana, el ejercicio. A veces acuden a la consulta porque tienen un familiar, una amiga, una vecina, que creen que tienen un problema con la alimentación. Si es tu caso, tienes que saber que si: 1. Exite un rechazo a mantener el peso igual o por encima de lo normal considerando la edad y talla. 2.Hay miedo intenso a ganar peso o convertirse en obeso. 3.Pensamos que el peso o la silueta no nos corresponde. 4.Ausencia de menstruación. 5. Se come mucho en poco tiempo. Sensación de pérdida de control a la hora de comer. 6. Tomar fármacos, laxantes, vómitos provocados o no, ejercicio excesivo, productos milagros para compensar lo que he comido. Si aparece todo esto en un tiempo mínimo de tres meses, te ocurre algo de esto, o conoces a alguien que lo sufra, empieza a pensartelo en serio.

La presión social que existe es brutal, no hay más que ver los anuncios de la tv en esta época. La mayoría son productos “milagro”. La industria de la estética mueve millones. Así que piénsatelo bien antes de consumirlos. Muchos son un timo y otros, te reducen y luego vuelves a subir de peso igual o más. Lo mejor, si queremos perder peso hacerlo con cabeza y si puede ser con supervisión médica, ideal.